Emprendedor, cómprate una empresa

El gasto del sector público ha aumentado desde el 22% del PIB en 1975 al 46% en 2010, con 3.100.000 funcionarios de un total de 18.100.000 de trabajadores activos: es decir, un funcionario por cada cinco trabajadores del sector privado. Y no contabilizamos a los trabajadores de empresas contratadas por las administraciones ni el coste empresarial derivado de cumplir con todas las obligaciones legales.

El excesivo peso del sector público es un lastre que dificulta la salida de la crisis a la economía española. Para que esto cambie necesitamos más emprendedores. “España precisa de una generación de empresarios —con ambición y formados— que hagan crecer a través de adquisiciones un tejido empresarial que necesita de escala y habilidades de gestión para ganar competitividad internacional”, afirma Enrique Quemada en su último libro ¿Puedo comprar una empresa?

Libro

En él, anima a los profesionales a convertirse en empresarios aunque no asuman los riesgos de empezar desde cero. 

“Las estadísticas demuestran que de cada 100 empresas nuevas, el 40% han cerrado al final de su primer año de creación, a los cinco años más del 80% han desaparecido y el 80% de las que sobreviven los cinco primeros años cierran en los siguientes cinco. Si lanzas una nueva empresa desde cero, tienes en media 2,4% de probabilidades de tener éxito a largo plazo, o un 97,6% de probabilidades de fracasar.” 

Entonces, ¿cómo hacerlo?: A través de la compra de una empresa

“Son muchos los profesionales que no se ven lanzando un proyecto empresarial desde cero pero que son conscientes de que —gracias a los años que han estado en puestos de dirección— tienen unos conocimientos sectoriales, una base de contactos y un saber en gestión empresarial que podrían aprovechar de forma extraordinaria si fuesen capaces de comprarse una empresa más pequeña o incluso igual que aquella en la que trabajan o han trabajado.”

Pero se precisa de mucho dinero, ¿no? 

“Para aquellos que realmente sueñan con convertirse en empresarios, la falta de dinero no es el problema. Hay cientos de maneras para conseguir comprar una empresa aunque no tengas ahorros suficientes”. 

Y además, ahora es un buen momento:

“Numerosas empresas, confiadas en su crecimiento de ventas gracias al aumento generalizado del consumo previo a la crisis, se embarcaron en proyectos de crecimiento y se endeudaron demasiado. La brusca caída en ventas y la crisis de liquidez les ha metido en una situación financiera delicada y muchas se ven forzadas a buscar un comprador”.

En mi opinión, un libro tan útil y entretenido como el anterior –Cómo conseguir el mayor precio para mi empresa, al que ya hicimos referencia en su momento– que debe leer cualquier emprendedor antes de lanzarse al proceloso mundo de las startups, aunque también está dirigido a empresarios que quieran aprovechar la situación para crecer: 

“A los profesionales que confían en su capacidad de gestión, optimismo y sacrificio, y con inquietudes para pasar de asalariado a emprendedor, o a empresarios que aprovechan la situación de crisis para convertirse en actores destacados de su sector a través de la concentración sectorial que, inevitablemente se irá produciendo en los próximos años en España”.

[Escrito por Javier Pérez - @javiperex]


Compartir      |      permalink     |      Comentarios (ver)
Comentarios by Disqus


Suscripción al contenido de Finanzae:

Puedes suscribirte con tu lector habitual de RSS

O bien recibir las actualizaciones por mail:

 

add page


Archivo


Contacto